logo reUrbe

Implantación Norma ISO 50001

La norma ISO 50001:2011 de Sistemas de Gestión Energética (SGE) anula y sustituye a UNE-EN 16001:2010 y UNE-ISO 50001:2011.

Esta norma se puede aplicar a todo tipo de organizaciones públicas y privadas, y de todos los tamaños y actividades. Una organización que desee certificar un SGE demuestra la aplicación de su política energética hacia fuentes de energía limpia, ya sean renovables o excedentes, bajo el principal objetivo de sistematizar los procesos energéticos (gestionar los elementos de su actividad, producto o servicio que interactúan con el uso de la energía).

El objetivo es facilitar el establecimiento de sistemas y procesos necesarios para mejorar su desempeño energético, reduciendo sus consumos de energía, los costos financieros asociados y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Se basa en el ciclo de mejora continua Planificar-Hacer-Verificar-Actuar (PHVA) e incorpora la gestión de la energía a las prácticas habituales de empresas y administraciones públicas. 

Ventajas

• Las organizaciones que certifiquen su SGE serán valoradas positivamente en la contratación pública como indica el actual Plan de Ahorro y Eficiencia Energética.

• Supone una reducción de las emisiones directas e indirectas de Gases de Efecto Invernadero, causantes del Cambio Climático.

• Demuestra el cumplimiento legal de la organización en materia energética.

• Aumenta la transparencia y el diálogo con las partes interesadas.

• Integra intereses económicos y ambientales.

• Mejoras competitivas y de imagen.

• Demuestra a los clientes el compromiso demostrable con una gestión energética.

• Satisfacen criterios de inversionistas y mejora el acceso a la financiación.

• Obtiene seguros a precios más razonables.

• Mejora notablemente el control de costos: conservación de la energía.

• Reduce incidentes y, por tanto, la responsabilidad legal.

• Fomenta la innovación tecnológica.

• Facilita el logro de nuevos permisos, autorizaciones y el cumplimiento de sus requisitos.

• Fomenta el desarrollo y la participación en las soluciones de problemas energéticos. 

Pasos para implementar con éxito un Sistema de Gestión Energética (SGE)

1. Reconocer que la gestión energética está entre las prioridades más altas de la organización y reflejarla en su política energética.

2. Realizar un Análisis Inicial o Diagnóstico de la situación de partida de la organización respecto a sus aspectos energéticos es bastante recomendable para planificar mejor la implantación del sistema.

3. Identificar los aspectos energéticos de la organización, productos y servicios y determinar cuáles son realmente significativos.

4. Identificar y hacer cumplir los requisitos legales y otros requisitos suscritos, relacionados con los aspectos energéticos.

5. Establecer unos objetivos y metas cuantificados exigentes pero alcanzables.

6. Establecer y mantener comunicaciones y relaciones constructivas y abiertas con las partes interesadas, internas y externas, especialmente fomentar la participación de los trabajadores.

7. Asegurar el compromiso de la dirección y de todo el personal, sea propio o no, que compone la organización, procurando su formación y sensibilización, así como asignando responsabilidades adecuadas.

8. Suministrar los medios necesarios para cumplir con la legislación y todos los compromisos energéticos adquiridos, así como los objetivos de forma constante a través de la mejora continua.

9. Redactar. Aprobar y distribuir un sistema documental que apoye el SGE.

10. Fomentar la planificación energética para mejorar el comportamiento a través del ciclo de vida del producto o servicio y el control de las operaciones, incluidas las políticas de compras y de mantenimiento.

11. Evaluar el desempeño ambiental frente a la política, los objetivos, los indicadores y las prácticas y procedimientos de gestión energética.

12. Establecer un proceso de gestión para auditar y revisar el sistema de gestión, que permita la mejora continua del sistema y del comportamiento energético de la organización.

13. Motivar a los subcontratistas y proveedores a establecer un SGE.

14. Realizar una Revisión del sistema.

Obligación o no

La Directiva Europea 2012/27/UE, relativa a la eficiencia energética y el Proyecto de Real Decreto por el que se traspone, y que se encuentra ya en proceso de participación pública, establece la siguiente obligación:

- Todas las empresas no PYMES tendrán que someterse a una auditoría energética realizada por expertos cualificados y/o acreditados a más tardar el 5 de Diciembre de 2015 cada cuatro años.
- Quedarán eximidas aquellas que tengan un sistema de gestión energética (SGE) o ambiental certificado por un organismo independiente, que incluya una auditoría energética realizada conforme a los criterios.

 

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Uso de cookies